Visítanos en Twitter Visítanos en Linkedin Visítanos en Facebook Visítanos en G+ Visítanos en Youtube

USAID regresa a Ecuador

 

El posible retorno de USAID al Ecuador, que tiene los días contados según declaraciones del propio embajador de Estados Unidos en Ecuador, Todd Chapman (ver tuit), va más allá de cuánto puede financiar a las arcas del Estado ecuatoriano, que actualmente se encuentran necesitadas de recursos económicos. Los principales temas de fondo, que debe discutir el país, cuando de cooperación internacional se trata, son tres: qué, cómo y por qué.

Estas interrogantes son abordadas por tres miembros de la Red Ecuatoriana de Cooperación Internacional y Desarrollo (RECID): Andrea Morán, Daniela Rueda y Andrés Gutiérrez. Cada respuesta permite construir una visión más amplia de los desafíos y oportunidades que implica la cooperación entre Estados Unidos y Ecuador, plasmadas en un informe de tres capítulos, los cuales se publicarán uno por semana.

La primera entrega realiza un análisis histórico de la cooperación entre EE.UU y Ecuador y su evolución en estos años, desde los canales de implementación utilizados hasta los sectores de intervención y recursos económicos destinados en más de 52 años de relación entre ambos países.

La cooperación que nunca se fue

Andrea Morán y Andrés Gutiérrez León

 

Previo al abordaje a las preguntas planteadas, es de suma importancia realizar un breve análisis histórico de la cooperación entre ambos países, con el objeto de identificar como va cambiando el enfoque de la cooperación de EE.UU., desde su llegada, salida y regreso.

 

1 Presupuesto histórico de la cooperación de EE.UU. en Ecuador

                                   Elaborado por: Actúa Base de datos: FAE by USAID.

 

La cooperación por parte del Gobierno de los Estados Unidos empezó oficialmente en el Ecuador en el año de 1942 y estuvo enfocada en temas de producción agrícola (cultivos de caucho, balsa, abacá y extracción de quinina) y de salud pública (campañas contra la malaria). Y no fue hasta 1962, con la firma del “Acuerdo General para la Asistencia Económica y Técnica y para Propósitos Afines”, que la cooperación estadounidense se canalizó a través de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés).

Este instrumento reiteraba el compromiso del Gobierno de los Estados Unidos en brindar asistencia técnica y financiera al Ecuador, con el fin de contribuir al desarrollo social y económico de la población ecuatoriana. Aquí, se dio un cambio de prioridades que estuvieron enfocadas hacia el desarrollo industrial, infraestructura, cooperativas de ahorro y crédito y administración pública.

Durante la década de los 60, la cooperación de USAID en Ecuador fue de aproximadamente 108 millones de dólares en préstamos, fondos no reembolsables y garantías de inversión para vivienda. Sin embargo, para 1979 los fondos invertidos se redujeron en 53 millones de dólares, esto debido a la coyuntura política del país. En 1976 el Presidente Guillermo Rodríguez Lara deja el poder y fue reemplazado por un Triunvirato Militar.

 

2 Principal canal, operadores y sectores de la cooperación de EE.UU desde 1986 a 1996

Elaborción por: Actúa Datos: FAE by USAID

 

Posteriormente, en 1979 con el regreso a la democracia de Ecuador, se revitalizó la cooperación de los Estados Unidos hasta tal punto que en 1986 fue el año donde Ecuador registró los mayores niveles de cooperación  (ver gráfico 1), incluso representó el cuatro por ciento (4%) del total de la cooperación que recibió la región de América Latina y el Caribe (según datos de la OECD); cabe indicar que el país y la región se encontraba en pleno contexto de la Guerra Fría, entre Estados Unidos y la Unión Soviética, la existencia del sida y otras grandes tragedias que marcaron la década de los 80, y a nivel regional se puso fin a las dictaduras en varios países de Latinoamérica.

 

En la decada de 1986 a 1996, el 100% de la cooperación de Estados Unidos es canalizado y operado por Agencias Gubernamentales (USAID solo opera el 3%), las cuales sentarían las bases de la política macroeconómica y de crecimiento en Ecuador.

 

Hasta inicios de la década del 2000, el enfoque de la cooperación fue en desarrollo rural integrando temas agrícolas, salud y nutrición, agua potable y ambiente, entre otros. Asimismo, hubo énfasis en la promoción del crecimiento económico auto sostenible, en el incremento de la efectividad y sostenibilidad de los servicios de salud primaria y planificación familiar, en el fortalecimiento de organizaciones democráticas, entre otros. En este período, la cooperación de Estados Unidos en Ecuador sumó aproximadamente 380 millones de dólares.

 

3 Principales canales y sectores de la cooperación de EE.UU desde 2000 a 2009

Elaborción por: Actúa Datos: FAE by USAID

 

A inicios del siglo XXI, esta situación experimenta un brusco cambio y el destino de dicha cooperación se canaliza a proyectos en la zona de frontera entre Ecuador y Colombia, con un alto porcentaje dirigida a ayuda militar vinculada al combate del tráfico de drogas. Este cambio en la cooperación oficial de Estados Unidos, se da tras los ataques del 11 de septiembre, momento crítico que establece la seguridad como precondición del desarrollo, fenómeno que se conocerá como “securitización” de la cooperación, por lo que los sectores prioritarios de intervención para los próximos años es la lucha en contra del terrorismo y narcotráfico.

 

Para la decada de 2000 a 2009, la cooperación de USAID es canalizada principalmente por operadores (34%), centrada en la lucha en contra del terrorismo y narcotráfico.

 

En el caso de Ecuador, esto generaba que la seguridad nacional y la política exterior se consideraran equivalentes, produciendo reacciones internas encontradas, un fenómeno agudizado por el alineamiento ideológico del Gobierno de turno con los EE.UU. Un claro ejemplo fue el involucramiento de las Fuerzas Armadas ecuatorianas en el Plan Colombia, con el apoyo directo de la base de Manta a las Fuerzas Armadas de los EE.UU. y consolidar la presencia militar ecuatoriana en la frontera con Colombia, al que se opusieron y se oponen las fuerzas militares profesionales del país.

Según un reporte de la USAID, durante los años 2000 – 2007, se ejecutó el Programa de Desarrollo de la Frontera Norte con una inversión de 74,8 millones de dólares. De igual manera, USAID invirtió cerca de 20,7 millones de dólares durante siete años en el desarrollo de la frontera sur. En el 2005, con el objetivo de fortalecer la “capacidad institucional” en temas de narcotráfico, Estados Unidos aportó un monto que bordeó los $ 10’982.000[4], el cual incluyó la construcción de bases para la Policía Nacional.

 

4 Principales canales y sectores de la cooperación de EE.UU desde 2010 a 2014

Elabordo por Actúa. Datos de FAE by USAID

 

Iniciando la segunda década del siglo XXI, los años 2010 y 2011, la cooperación de USAID en Ecuador cambia de enfoque priorizando su intervención a sectores como Agricultura, Protección del Medio Ambiente, Gobierno y Sociedad Civil y Ayuda Humanitaria, que concentran más de la mitad de sus recursos (alrededor del 60%). Al mismo tiempo, Ecuador ingresa a una crisis  de gobierno debido a una tentativa de golpe de Estado, el 30 de septiembre, por parte de policías y militares sublevados que protestaban por mejoras salariales.

Así las cosas, para el segundo período del Presidente Rafael Correa, en julio de 2012, se dio inicio al análisis de renovación del Convenio de Cooperación con USAID. Una de las razones presentadas fue que del último monto (19,2 millones de dólares) enviado por USAID a Ecuador, sólo 4 millones serían destinados a programas sociales.[5] y la mayoría de los fondos se encontraban “financiando partidos encubiertos de ONGs”.[6]

 

Entre el año 2010 y 2014, la cooperación de USAID continúa siendo canalizada principalmente por operadores (34%), pero se centra en Agricultura, Protección del Medio Ambiente, Gobierno y Sociedad Civil.

 

Finalmente, con la caducidad del Convenio de Cooperación Bilateral y el no poder llegar a nuevos acuerdos durante las negociaciones políticas, en medio del escándalo de Wikileaks, donde Julian Assange removió al mundo tras dar a conocer los secretos de la diplomacia estadunidense y se revelaran miles de archivos y videos, en el cual el Gobierno de Ecuador jugó un rol clave otorgando asilo político a Julian Asssange.

La suerte estaba echada y USAID se retiró del país en septiembre de 2014, después de 52 años y 809 millones de dólares[7], con las siguientes cifras:

  • En su mayoría (48%) a través de operadores, donde resalta Chemonics International, Inc.
  • Mecanismos bilaterales (28%) mediante los distintos departamentos de Gobierno de EE.UU. destacando el Departamento de Estado.
  • ONG (14%) tanto nacionales como internacionales, que se encuentran operando en territorio ecuatoriano, sobresaliendo Participación Ciudadana y Cooperative for Assistance and Relief Everywhere.
  • Cooperación directa con el Gobierno del Ecuador 1%
  • Cooperación Triangular (<1%) como 2do oferente Chile y Venezuela.

 

5 Principales canales y sectores de la cooperación de EE.UU desde 2015 a 2018

Elaborción por: Actúa Datos: FAE by USAID

 

Despúes de la salida de USAID, la coopeeración de Estados Unidos es canalizada principalmente por Agencias Gubernamentales de EE.UU. y organismos multilaterales, en sectores de Ayuda Humanitaria, Participación democrática y sociedad civil.

 

Sin embargo, es importante señalar que, después de la salida de la Agencia de Cooperación de Estados Unidos, según el portal de datos Foreing Aid Explore (FAE) de la propia USAID, Ecuador ha seguido recibiendo fondos de EE.UU, alrededor de 84 millones de USD, desde el 2015 hasta la fecha, destinados a sectores en su mayoría (53%) a Ayuda Humanitaria, Infraestructura y servicios sociales (17%), Gobierno y Sociedad Civil (11%) y Educación básica (10%); canalizada por:

  • Departamento de Estado y el Cuerpo de Paz de EE.UU (34% entre ambos)
  • Agencias multilaterales de Naciones Unidas (22%) especialmente con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).
  • Iglesia y organizaciones religiosas (16%) destacando la Sociedad Hebrea de Ayuda a los Inmigrantes (HIAS).

Así las cosas, se puede concluir que la cooperación de Estados Unidos posee tres momentos en Ecuador:

  1. Finales del siglo XX, el canal de implementación principal es a través de los distintos Departamentos Gubernamentales de EE.UU y centrado en sectores de política macroeconómica y crecimiento.
  2. Inicios del siglo XXI, la cooperación se canaliza a través de operadores, enfocada en la lucha contra del terrorismo y narcotráfico.
  3. 2015 hasta la fecha, la implementación de la cooperación de EE.UU. se vuelca nuevamente mediante Departamentos Gubernamentales de EE.UU, pero apostando por el multilateralismo, priorizando los sectores de Ayuda Humanitaria, Participación democrática y sociedad civil.

 

 

Construir y fortalecer equipos es la clave

Fuente: Actúa

Desde Madrid hasta Buenos Aires, desde México hasta Río de Janeiro, las OSC se encuentran realizando alguna acción puntual de CSS, desde la perspectiva del sur global, de la mano del uso de las nuevas tecnologías. Las OSC en Iberoamérica comprenden un universo muy diverso desde su tamaño, presupuesto y su capacidad profesional relativa. No obstante, una de las bondades de la CSS es que brinda la posibilidad a las OSC de establecer relaciones horizontales con sus similares, eliminando barreras de ingreso en el ecosistema del desarrollo que se puede visualizar en las diversas variables que se detallan a continuación.

Te recomendamos nuestro curso gratuito de Cooperación Internacional para el Desarrollo y Elaboración de Proyectos.

 

 

Aparte de, que la mayoría de los equipos de las OSC son mujeres, hay evidencia clara de que una de cada dos organizaciones destina más de cinco colaboradores a sus acciones puntuales de CSS; en su mayoría son OSC grandes. Mientras que las OSC medianas utilizan, por lo general, cerca de 40%, tres colaboradores, y las OSC pequeñas destinan alrededor del 75%, dos colaboradores. De lo anterior, se puede afirmar que la CSS es importante en las OSC del presente estudio, por lo que priorizan la conformación de equipos y su fortalecimiento.

Fuente: Actúa

De ahí, partiendo de la primicia que las OSC destinan colaboradores específicamente para sus intervenciones de CSS, este factor puede hacer una diferencia significativa al momento de la gestión y seguimiento de sus proyectos. Por lo que, uno de cada dos organizaciones que participaron en este primer estudio, han ganado premios o reconocimientos nacionales e internacionales de organismos como la UNESCO, evidenciando el desempeño de su gestión. Este ha sido un factor clave. Cuando la confianza o reconocimiento social de las OSC está en juego, los premios son una de las señales más importantes de credibilidad y calidad.

Te puede intersar la investigación: Punto de Inflexión. Cooperación inteligente: Impacto, Innovación, Transparencia y Colaboración mutuaEste reporte tiene la finalidad de realizar una primera aproximación al cómo las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) aprovechan la Cooperación Sur-Sur (CSS) frente a la agenda de desarrollo sostenible y al interior de las mismas.

El reconocimiento desde el exterior puede estimular la confianza entre los socios y facilitar el apoyo a las OSC para construir alianzas en pro de causas para el desarrollo sostenible entre Gobierno Nacional, Organismos Internacionales y Universidades, principalmente.

 

22 Países y 700 empresarios de Iberoamérica unen esfuerzos en Guatemala para impulsar un desarrollo inclusivo y sostenible

Fuente: SEGIB

La cooperación iberoamericana cerró su agenda en la XXVI Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado y de Gobierno en Antigua (Guatemala) con el mandato de centrar sus actividades en los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Te puedo interesar nuestro colaboratorio: Innovación en movimiento. Proyectos Multiactor desde un Enfoque de Derechos

Tras tres días de reuniones y cerrando un ciclo de dos años, desde la anterior Cumbre de Cartagena de Indias (Colombia) en 2016, los responsables de cooperación de los 22 países aprobaron su hoja de ruta para los próximos cuatro años, así como el programa para poder aplicarlo.

Bajo el lema de la Cumbre, por una Iberoamérica próspera, inclusiva y sostenible, los responsables estudiaron la manera de adaptar todas las acciones de la cooperación iberoamericana a la Agenda 2030 aprobada por Naciones Unidas en 2015.

Para ello, durante las jornadas, cerca de 700 empresarios participaron en el XII Encuentro Empresarial Iberoamericano, en el que el sector privado buscará unir esfuerzos para impulsar un desarrollo inclusivo y sostenible en la región.

Te recomendamos nuestro curso gratuito de Responsabilidad Social y Derechos Humanos.

En ella se debatió la contribución del sector privado a los Objetivos de Desarrollo Sostenible contenidos en la Agenda 2030 de las Naciones Unidas.

Se analizaron temas como el comercio, la inversión y la transformación digital como promotores de la prosperidad; el trabajo decente y el empoderamiento económico de las mujeres para lograr una mayor inclusión, y la sostenibilidad como una apuesta rentable para las compañías.

“Este encuentro es único por lograr una convocatoria récord y por ser esta una Cumbre que ve al empresariado como un actor principal del desarrollo”, dijo la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, durante la inauguración del encuentro, en el que también participa el rey Felipe VI de España y otros mandatarios iberoamericanos.

Te puede intersar nuestra investigación: Punto de Inflexión. Cooperación inteligente: Impacto, Innovación, Transparencia y Colaboración mutuaEste reporte analiza cómo las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) aprovechan la Cooperación Sur-Sur (CSS) frente a la agenda de desarrollo sostenible y par la construcción de alianzas con socios de desarrollo como empresas, gibiernos locales, entre otros.

Asimismo, los empresarios entregaron las recomendaciones del Encuentro Empresarial a los Jefes de Estado y de Gobierno de la Conferencia Iberoamericana y se otorgo el Premio Iberoamericano de la Calidad, que distingue a organizaciones con una excelente gestión.

Además, las recomendaciones señalan que se deben interconectar los ecosistemas emprendedores, alentando la movilidad emprendedora y desarrollando una red de red de incubadoras, aceleradoras y medios de innovación.

El encuentro ha sido organizado por CACIF (Comité de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras de Guatemala), el Consejo de Empresarios Iberoamericanos (CEIB) y la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB).

También te puede  interesar nuestro Facebook Live: ¿Cómo escoger un consorcio de socios de desarrollo complementarios al conocimiento y habilidades de la organización? por nuestro invitado Nicolas Liarte-Vejrup ha sido consultor de Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo – PNUD y Director de la Firma Blue Dot.

 

Fuente: Secretaria General Iberoamericana.