Visítanos en Twitter Visítanos en Linkedin Visítanos en Facebook Visítanos en G+ Visítanos en Youtube

XXIII Cumbre Iberoamericana: la renovación neoliberal

El pasado viernes, en Panamá, se inauguró la XXIII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno. Cumbre centrada en reformar y modernizar sus objetivos para terminar con la retórica y poca efectividad de integración, o peor aún se ha convertido en el telón de fondo del nuevo puntal del neoliberalismo en la región: la Alianza del Pacífico y su cruzada centrada en el mercado libre como la esperanza del progreso y desarrollo para América Latina. Cruzada que ha reunido a los empresarios más liberales hasta empresarios vinculados con el Opus Dei.

Estos se reunieron un día antes en la misma ciudad en su propio foro, el IX Encuentro Empresarial Iberoamericano. Como la mayoría de foros que reúnen a empresarios, su prioridad es cómo hacer que las condiciones de crecimiento de la región se mantengan para que sus beneficios económicos vayan en aumento; de ahí a pensar en la integración como un proyecto político, no se encuentra nada. Ese fue el escenario para presentar sus preocupaciones de que los “capitales comienzan a retirarse”, como lo señaló su presidente; es decir, la preocupación no viene de cómo generar procesos endógenos en la región para no depender de los capitales financieros que solo se mueven donde puedan sacar mejores rendimientos, lo cual ha creado una fuerte dependencia en algunas economías de la región, como es el caso de Panamá.

Para variar, el secretario iberoamericano, Enrique Iglesias, una vez más, ha jugado el rol de oráculo; insistiendo que el mundo que viene será más inestable y todo ese discurso del futuro aterrador que lo único que ha producido es ser material para que las empresas mediáticas opositoras ataquen los proyectos políticos que no tienen como centro la fantasía del libre mercado. De ahí que el lema del encuentro haya sido: “Empresarios, la base de la integración iberoamericana”: nada más cómico conociendo el rol que han tenido en fomentar todo lo contrario.

Basta un ejemplo de la recreación ideológica del neoliberalismo europeo en las palabras del heredero a la Corona española, al decir que su país “está encontrando su camino” que está forjando unos “cimientos sólidos”, además de felicitar a la Alianza del Pacífico; no entendemos de que país habla porque España, justamente, está desmontando los pocos cimientos sólidos y ha perdido el camino con las políticas de austeridad irracionales de Rajoy, que han favorecido a la banca y no a los ciudadanos. Todo lo bueno que describió el heredero se basó “en los prestigiosos informes de analistas y de bancos de inversión extranjera”.

Bueno, este fue el telón de fondo de la Cumbre de Presidentes de Iberoamérica; entonces, podemos comprender por qué no fueron presidentes de Argentina, Ecuador, Venezuela, Brasil, Bolivia, Cuba, Uruguay, Perú, Nicaragua; ni Chile asistió.

Hoy más que nunca la región debe recuperar la iniciativa de integración de la Unasur, única vía de una integración no centrada en el capitalismo salvaje y sus herederos.

Werner Vásquez Von Schoettler

werner.vasquez@telegrafo.com.ec

Fuente: El Telegrafo Ecuador

http://www.telegrafo.com.ec/opinion/columnistas/item/xxiii-cumbre-iberoamericana-la-renovacion-neoliberal.html

email
Etiquetas sociales: > > > >

Deja un comentario